Foto: Andrew Hetherington

¿Me puedo lesionar haciendo Design Thinking?

(Posteo basado en hechos reales. Algunos personajes y lugares fueron alterados para proteger la identidad de los involucrados. Cualquier similitud es mera coincidencia. )

Así inicia todo…

John Doe: “Necesito una Capacitación para mi equipo en Design Thinking”

HyperActive: “Si claro. Con gusto.”

John Doe: “Debe ser de un día.”

HyperActive: “Ah, ok. Claro, entendemos. Sí podemos darla…Pregunta: ¿Cuál es el objetivo de la Capacitación?”

John Doe: “Que salgan listos para liderar dicho proceso en la empresa.”

(insertar aquí el “PLOP” de Condorito)

Lo anterior es como pedir que un Coach Certificado le enseñe a uno Crossfit en un día, para el siguiente ir a competir.

Se puede, pero…¡Nos vamos a lesionar compitiendo, fijo!

En esta época de gratificación inmediata todos queremos todo para ya: bajar de peso, comer, ligar, terminar de leer esto y todo cuanto necesitemos.

La urgencia aumenta cuando desde las altas esferas de la compañía nos piden innovar con resultados positivos.

Pero no caigamos en la trampa.

¿Por qué?

Simple. Usted perderá credibilidad al no alcanzar los resultados necesarios en el tiempo prometido, su equipo se desgastará en el proceso y quien los entrenó también saldrá perjudicado sin querer.

¡Nadie se salva de la lesión!

Lo mismo sucede con el Design Thinking. En otro contexto claro está.

Para dominar cualquier disciplina se necesitan tres pasos relevantes de cara a reducir el riesgo de la ejecución en cada etapa o movimiento, y lograr así grandes resultados:

  • Teoría: entender el propósito y funcionamiento.
  • Repetición: desarrollar el dominio y la seguridad.
  • Intensidad: aplicar todo lo anterior bajo presión.

Los 3 son esenciales. Y en ese orden lógico además.

Como dirían los expertos que diseñan las capacitaciones en las Universidades más prestigiosas del Mundo….

“basics, methodology and cases” (fundamentos, metodología y casos)

Si a esto le agregamos el objetivo que usted busca para sus colaboradores, el facilitador tendrá claro la duración (ni más ni menos) de la capacitación para lograr el impacto deseado.

Si usted me preguntara cuánto tiempo me tomó sacar una Certificación Internacional en Design Thinking, le contestaría que 9 meses.  Y cuánto me tomó dominar el tema hasta ser exitoso aplicándolo, le diría que 10 años (desde el 2008 lo vengo haciendo).

No fue ni será de la noche a la mañana que uno pueda entender un concepto, dominarlo y aplicarlo con gran suceso como si fuera un PRO.

Lo anterior aplica para todo.

Finalmente lo invito a regresar a la conversación inicial de este posteo y sustituya la palabra “Design Thinking” por el área en la cual usted es experto. Y medite si en un día de capacitación alguien pude aprender a hacer lo que usted hace, tan bien como usted lo hace actualmente:

 ¡Sin lesionarse y sin supervisión experta!

 

 

 

 

 

 

About the author

jrivera

Jorge alarga la curva de crecimiento de personas y empresas. Les agrega valor desarrollando su Confianza Creativa para Innovar, Impactar y Crecer. Es TEDx Speaker en el tema. Para él la voluntad de Innovar de cada uno de nosotros es la Energía Renovable que salvará al Mundo.

View all posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *